2 sept. 2008

Mi ranking de cómics


El domingo pasado fui a ver Hellboy II al cine y la verdad es que me pareció una gran película -de hecho, me pareció más una película de Guillermo del Toro que de Hellboy-.

Ante la increíble sobreabundancia de cintas basadas en cómics y superhéroes -se nota que el cine actual no anda sobrado de ideas-, uno puede acabar con un fuerte empacho y perderse algunas de ellas que no están nada mal. Vamos, que a veces es difícil separar el grano de la paja.

Pero lo cierto es que últimamente el cine ha logrado algunas adaptaciones notables y sobresalientes -Batman Begins y su secuela, la mencionada Hellboy II, Sin City, 300 o Persépolis-. En cualquier caso, me suelen gustar más los originales, es decir, los tebeos de 'carne y hueso' con su olor a papel y tinta. Hago memoria y estos son mis tres preferidos -la verdad es que ha sido muy difícil elegir-:


1.- Batman, el regreso del señor de la noche, de Frank Miller. Los que se deshacen en elogios hacia las pelis de Nolan y aún no hayan leído este cómic deberían echarle un vistazo. Toda la esencia de la oscuridad de las dos últimas entregas cinematográficas está condesada en esta obra, una de las mejores de la historia del género -bueno y también en Batman, año uno, del mismo autor-. Otras obras recomendables de Miller: la saga Sin City y, por supuesto, sus trabajos en Daredevil y Elektra -a mí me encanta particularmente los 'Daredevil, the man without fear' que hizo con John Romita Jr.

2.- The Watchmen. Ahora que se acerca la película -por qué me da que me va a decepcionar-, todos los medios parecen haberse acordado de esta obra maestra de los 80 que firmó el superdotado Alan Moore, quien por cierto no quiere aparece en los créditos del film. Moore es un genio del género, probablemente el más admirado de todos los escritores actuales del cómic. Con The Watchmen, título inspirado en la frase '¿Quién vigila a los vigilantes?', dio una impresionante vuelta de tuerca al género de los superhéroes, elevándolo a un estrato superior. Los superhéroes son tratados con realismo, perseguidos por la Justicia y despreciados por la población -temas recurrentes que aparecen posteriormente en las sagas de X-Men, la película Los increíbles o la serie Heroes-. Otras grandes obras del autor: V de Vendetta y From Hell.


3.- Adolf. Osamu Tezuka está considerado como el padre -o el Dios, en algunos lugares- del manga y el anime, las dos expresiones artísticas -junto a los videojuegos, diría yo- más exitosas de la cultura japonesa. La obra de Tezuka es amplísima y, dentro de ella, Adolf está considerada una de sus creaciones más relevantes. En ella, el autor se traslada a la época prebélica en los años 30 y cuenta la historia de tres personas llamadas Adolf. Una de ellas, habéis supuesto bien, es Hitler, quien guarda un terrible secreto. La historia está bien lograda y los personas trascienden los esteorotipos horribles que existen en otros cómics. Otra obra imprescindible del autor -y que también está traducida al castellano- es Buda.

2 comentarios:

gestalt dijo...

dos mas que merecen ser nombrados: Bone, de jeff smith, y Fabulas, de willingham; este es mi preferido, solo por las portadas de james jean ya vale la pena comprarlo.

Jose dijo...

Hola, Gestalt, Bone me gusta, aunque aún no lo he termiano. Me apunto lo de Fabulas :)

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores