28 sept. 2007

Changes

Hacía tiempo que no hablaba de mi vida de una forma directa en este blog. En los últimos meses han ocurrido muchas cosas y este lugar ha sido una ventana de desahogo en la que he vertido sentimientos, pero siempre envueltos en un matiz de cierto toque literario o más o menos con algún hermetismo.

Ayer sobrevino un cambio totalmente inesperado y que está en otro plano totalmente diferente. Después de unos cuantos años trabajando en el mismo sitio, va a haber un pequeño traslado. Digo pequeño porque seguiré en el mismo periódico y en la misma área -economía-, pero dejaré de trabajar íntegramente en Internet para pasar a formar parte de un equipo todoterreno que escribirá para papel, Internet y un suplemento.

En la práctica eso supone que cambiará mi horario y, sobre todo, mis compañeros. El cariño que me ha mostrado la gente cuando he contado el cambio me ha emocionado mucho. Y hasta ahora he podido evitar las lágrimas, aunque no sé si podré hacerlo todo el tiempo que queda hasta que se consume el traslado a mediados del próximo mes.

Estoy contento, aunque también queda cierto poso de tristeza. Éste el final de mi etapa en un proyecto que fue muy ilusionante durante mucho tiempo, aunque en los últimos meses se ha ido desmoronando poco a poco todo el equipo. Para otros el final aquí llegó hace un tiempo y a mí me ha tocado ahora. Me da pena ver cómo mi salida está siendo un 'palo' más para los que se quedan, que ven un horizonte nada alentador.

Eso sí, todos parecen entender mi decisión y están de acuerdo en que es lo mejor. Ahora queda mirar hacia delante. Tengo ganas de demostrar que puedo hacerlo bien y de aprender y mejorar. Todavía quedan muchas líneas en blanco para ser escritas.

Un abrazo, os dejo con Bowie,

J.

2 comentarios:

JAC dijo...

Ya te lo dije pero lo repito: ¡Enhorabuena! Los cambios no son malos si van bien enfocados, e incluso los mal enfocados nos ayudan. Yo echaba mano de una frase de John H. Newman (perdona por mi ignorancia, pero no se quien es) cuando estaba agobiado porque cambiaba mi proyecto fin de carrera demasiadas veces: Vivir es cambiar, y ser perfecto es haber cambiado muchas veces.

patxi dijo...

Bueno, también yo ya lo había comentado contigo, pero no es malo repetirlo. ¡Me alegro mucho por tí!, es una gran oportunidad que sé que va a salir de maravilla. Pensándolo fríamente, tu progresión ha sido inmejorable. ¡Y que continúe así por mucho tiempo!.

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores