30 nov. 2008

Vila-Matas portátil


Hace unas semanas, caminaba por mi barrio, Prosperidad, cuando en el escaparate de una de las pocas librerías del vecindario vi un libro pequeñito que me llamó la atención. Era un auténtico ejemplar de bolsillo: 32 páginas y un tamaño apenas superior al de una Moleskine.

El título era doble: 'Ella era Hemingway', 'No soy Auster'. El autor, Enrique Vila-Matas.

Vila-Matas y Paul Auster son, probablemente, mis escritores favoritos de los últimos años -sin olvidarme de Bolaño, claro-, así que no pude resistir la tentación de entrar para comprarlo. No conocía la edición, publicada por Alfabia, pero estrenarse con el catalán, el autor de la genial 'Historia abreviada de la literatura portátil', para una serie de textos breves no podía parecer más acertado.

En el camino a casa -10 minutos apenas- ya había devorado 'No soy Auster', en el que reflexiona sobre el escritor neoyorquino y al que define como un "autor con encanto" al que "del mismo modo que le perdona todo, le agradace todos los aciertos". Es divertido -sobre todo para aquellos que se han pasado unos cuantos años alternando libros de los dos- leer cómo Vila-Matas confiesa todos los paralelismos y parecidos que guarda con el autor de la Trilogía de Nueva York. Aunque eso sí, al final acaba por reconocer que 'no es Auster' y es que sólo uno de ellos vive en la ciudad neoyorquina.

Pero lo mejor estaba por llegar. 'Ella era Hemingway' es una joya portátil que leí al llegar a casa en tres minutos y que destila ingenio por todos sus poros. Su comienzo me encantó: 'Parece que va a llover -dije aquel día al entrar en el aula-'.



El texto trata sobre el significado del cuento de Hemingway, 'El gato bajo la lluvia', considerado por Gabriel García Márquez como el mejor relato de la historia de la literatura. El protagonista no entiende por qué el escritor de 'Cien años de soledad' lo considera una obra maestra e intenta descubrir su significado preguntando a los alumnos de su clase.

Con 'Ella era Hemingway', Vila-Matas condensa en apenas siete diminutas páginas todo su estilo, ése en el que la literatura se funde con la literatura.

Foto: Paul Auster (izquierda) conversa con Enrique Vila-Matas, imagen extraída de Hotel Kafka, aunque creo que el original es de El País.

3 comentarios:

Inés dijo...

Qué chulo el artículo, últimamente me estoy enganchando a Auster, pero no he leído nada de Vila-Matas, con esto me he animado, y el cuento de Hemingway, gracias por la información! un abrazo!

Jose dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Gracias!

Camille dijo...

Uhmmm no conocía la existencia de ese libro (ando un poco out) y lo necesitooo
Ya sabes que adoro a Auster, a Vila-Matas lo descrubrí mucho más tarde pero también me encanta.

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores