4 sept. 2004

Necrologías

DRAE: Noticia comentada acerca de una persona muerta hace poco tiempo.

Pues sí, también conocida como obituario. Mi amigo E. es el encargado de la sección de necrológicas de un periódico. La verdad es que siempre que le oigo comentarlo en voz alta durante alguna reunión con personas que aún lo desconocen, las caras de éstas suelen adquirir un rictus extraño entre la sorpresa y la compasión. Algo así como "qué duro debe ser eso de tener que estar hablando todo el día de muertos".

Quizá hasta algún día yo llegué a pensarlo. No parece el lugar más apropiado para un chico joven como él, lleno de vitalidad. El asunto además te remite sin remedio a la precioso novelita (el diminutivo sólo se refiere a la extensión) "Sostiene Pereira", donde ya aparece el aún más escabroso tema de las necrologías adelantadas, un mito del periodismo que siempre deja con la boca abierta a quien no conoce de cerca del tema.

"¿Y tenéis preparada ya de Fraga?, ¿y la del Papa?". Eso sí que son cotilleos de verdad y no lo que monopoliza la televisión. Incluso se puede dar el caso de que un colaborador del periódico tenga su obituario preparado o que se publique una necrología firmada por alguien que también ha fallecido, ya que la dejó escrita antes de morir, caprichos del destino.

Pero yo quería hablar de otra cosa. A mí me ha tocado escribir un par de estos textos literarios y debo reconocer que, seguramente, son uno de los géneros periodísticos más bellos. Y es así porque, en definitiva e irremediablemente, hablar de la muerte es hablar de la vida y no creo que exista algo más elevado que ensalzar la vida.

Y en cada necrología descubres que cada ser humano hizo de su vida su propia novela, algunas más vulgares y otras más excitantes, pero todas ellas igual de apasionantes. No es por tanto las necrológicas esa sección llena de esquinas siniestras, sino al contrario un lugar de luz, vital y donde hasta personajes odiosos y malvados deben tener cabida para mostrarnos que, en el fondo, lo raro de todo esto es vivir.

No hay comentarios:

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores